sábado, 23 de mayo de 2015

¿Quieres vender tu música?. Entonces No Cometas Este Error De Principiante


Vender tu música no será posible si el rumbo de tu proyecto va en dirección incorrecta. Me sorprende y sobre todo me abruma cuando veo decenas de lanzamientos musicales que procuran obtener ingresos sin antes haber implantado los cimientos de un plan de marketing musical que te permita en el tiempo ir dando los pasos firmes y cumpliendo los objetivos.
Hay varios pilares a tener en cuenta antes de lanzar un proyecto musical pero hoy quiero hablarte de uno en concreto, la elección del nicho al que te dirigirás.

Todas las marcas, antes de ser lanzada al mercado realizan estudios para detectar un nicho que pueda aportar resultados óptimos y así conseguir los objetivos marcados. En la música, nada más lejos de la realidad. Hoy en día es más necesario que nunca que te veas como un producto y como una marca cuyo objetivo final sea el de estar en las prioridades del consumidor y de esta manera obtener ingresos.

¿Qué es un nicho de mercado?

Un nicho de mercado es la “diferencia entre el éxito y el fracaso” de un proyecto. No, no te ralles que te lo explico en nuestro idioma.

Un nicho es esa porción de un mercado mayor en el que vas a enfocar y diseñar tu estrategiacon un perfil específico y características alineadas del consumidor final.

Se trata de tener el terreno donde te debes desenvolver algo más acotado y no “tirar piedras al aire”. Estamos en un mercado de alta competitividad y con una buena selección de nicho, tendrás más garantías de éxito aunque esto nunca estará 100% garantizado.

El concepto “Long Tail”…..music…

Creo que es interesante que conozcas este concepto creado por Chris Anderson en 2004 a través de un artículo llamado “The long tail”.

Anderson lo definía como “la tendencia, por el cual, gracias a la tecnología, un mercado de masas se convierte en un mercado de nichos permitiendo que la venta de pequeñas cantidades a precios bajos resulte rentable”.

Este concepto es esencial y debes aplicarlo a tu proyecto musical.

Actualmente, el 80% de los artistas independientes lanzan su producto sin saber ni tan siquiera al público al que se dirigen y luego llegan las lamentaciones cuando ven que el proyecto ha muerto justo en su fase de lanzamiento sin oportunidad para poder mostrarlo al mercado.

¿Cómo elegir el nicho ideal?

Lo puedes hacer de diferentes maneras:

Por zona geográfica: porque tengas un producto muy “encorsetado” en una cultura regional. También puedes elegir un nicho según país, continente o zona geográfica específica.

Por perfiles de consumidores: ya sean de clase baja, media o alta.

Hacia el terreno de la sostenibilidad: basando tu estrategia siempre a perfiles de personas solidarias en este aspecto.

Por comportamiento: podrías buscar un perfil más canalla, más pijo, más macarra, más cultureta, etc…

Por calidad : porque quieras ofrecer un producto de nivel a un público de elevado poder adquisitivo.

Etc, etc…

Mi recomendación es que hagas una primera selección de 3 micronichos y sigas mi consejo de la siguiente pregunta.

¿3 Preguntas que debes hacerte antes de lanzarte a por el nicho?

Una vez seleccionados los 3 nichos que más “simpatizan” con el producto deberás hacerte estas 3 preguntas:

  • ¿Este público tiene el deseo de descubrir productos musicales como el mío? No te olvides, luchamos por estar entre las prioridades de la mente del consumidor
  • ¿Con mi producto voy a cubrir una necesidad existente en el nicho elegido?
  • ¿Me siento completamente identificado con el nicho?

Tras reflexionar sobre las respuestas, quédate con el nicho quemejores vibraciones te aporte.

Los 3 grandes objetivos

Para vender tu música por internet, conseguir buenos ingresos por la venta de entradas de conciertos y en definitiva poder vivir de lo que te gusta, debes dar el paso. Los 3 principales beneficios que obtendrás eligiendo el nicho de mercado correcto serán:

Diferenciación: conseguirás diferenciarte de tu competencia afinando mucho el “tiro” y definiendo el perfil de tu consumidor.

Serás cabeza de ratón en vez de cola de león; ¿es así el famoso dicho?, uff, ahora no lo tengo claro jajaj…

Te facilitará mucho la tarea a la hora de confeccionar productos y proyectos alrededor de tu plan de marketing musical.

Una vez que tengas claro el nicho, deberás diseñar una estrategia ad-hoc pensando en tus potenciales consumidores:

Diseña un plan de contenido para redes sociales específico.

Crea vídeos para Youtube.

Diseña una gira de conciertos por locales donde frecuenten tus seguidores futuros.

Crea experiencias que generen engagement.

Si has llegado hasta aquí, me alegro enormemente. Estoy convencido de que en el interior de tu mente te he creado un debate.

Piensa que tu bien más preciado es el tiempo y trabajar con coherencia es vital para poder avanzar en cualquier proyecto de cualquier segmento.

Fuente: www.musicalizza.com/