lunes, 11 de mayo de 2015

No caigas con los vende humo, se tu propio manager.

Una solista me comentaba el otro día acerca de los "grandes" planes que su mánager tenía para ella y su carrera artística, haciéndole pomposas promesas de trabajo y reconocimiento.
Se supone que su supuesto representante fué manager de otros artistas y bandas que realizaron logros relativos durante años pasados.
Y me refiero a "logros relativos" en comillas por que éstos supuestos logros incluían un festival aquí, una rotación en radio allá y un contrato discográfico con una multinacional venido a menos... ¡Vaya! que no floreció para el artista en cuestión, por lo que dicho grupo ni presentaciones ni disco en lo comercios tienen.
Te comento, que me voy a poner un poco intenso en éste post, por que pretendo que sea una llamada de atención para todo aquel que desee poner orden en su carrera musical.



Amablemente le contesté a ésta chica que su "mánager" (o representante) era un pelotudo y un vende humo.

Debiste haber visto la cara que puso mi clienta cuando le hice ese comentario (y es la misma cara que debe estar poniendo en éste momento en caso de que esté leyendo éste post.

Le comenté que ultimamente, un representante artístico, en SU FORMA TRADICIONAL, es responsable de todos los aspectos de la carrera de su artista, desde las decisiones de negocios hasta ser el confidente personal, pasando por consejero general, cosa que éste auto-proclamado "mánager" no estaba haciendo. En su lugar, tan sólo promesas de fama. 

Y no sólo eso; un representante de artistas es responsable de los siguientes aspectos:

  • Desarrollo artístico: Velar por la habilidad musical, excelente ejecución, performance en vivo, imagen y desarrollo de composiciones del artista, desarrollar la calidad de estrella del artista, grabaciones, etc.
  • Consideraciones de Negocios: Contratos con promotores, publishers, compañías de mercancías, patrocinios, contratos de producción, licencias, espacio de oficina, derechos de propiedad intelectual e industrial, constitución legal de la empresa, porcentajes, etc.
  • Conformación del equipo del artista: Mánager de negocios, abogado en cuestiones de industria de entretenimiento, publisher, promotor de radio, publicista de medios, productor, diseñadores, contador, agente de booking, manager de tour, etc.

... Sí... ya se... tener una banda que desee tomar en serio su carrera musical puede ser una tarea ardua, como tomar en cuenta todas las consideraciones anteriores.

¿Tu manager sabe todo ésto?

¿O sólamente te promete que ya merito te van a tener en radio y que tiene un contacto muy fuerte con una discografica?

Le dije a mi clienta que era necesario que tuviera consciencia de éstos aspectos, si vivir de la música en los siguientes años era lo que deseaba hacer.

Y cuando le contesto a alguien así (en las pocas veces que contesto mensajes así) que ese definitivamente no es mi trabajo, entonces me piden que los refiera con un representante que haga ese trabajo por ellos. Cosa que jamar realizo por que no conozco a un solo manager que labure de forma seria y comprometida con la banda, siempre les recomiendo a todos que busquen a un amigo de extrema confianza y que no importa que no sepa absolutamente nada, la voluntad y el compromiso ya es tener el 50% de la victoria, la agenda se consigue con el tiempo.

Continuando con el tema; mi clienta terminó un poco desmoralizada, pero al mismo tiempo con un nuevo sentido de lo que es ser un artista independiente.

Y mejor aún; un artista que no dependa de otros para manejar su carrera artística.

Todas esas funciones que le explique, que son responsabilidad de un representante artístico, son actividades que vos mismo podes hacer, o que al menos pueden repartirse esas funciones entre vos y los miembros de tu banda o personas allegadas a tí que te pueden ayudar con ello.

Por que después de todo, ¿Qué tan difícil puede ser ser manejar y vender a un artista cuyas canciones son excelentes y tienen demanda? Si eres un artista excelente con canciones excelentes, entonces no tendrás necesidad de tener a un representante que promete mucho, por que es bien sabido que lo que es excelente se vende solo.

Si estás esperando a que alguien más tome la responsabilidad de tu carrera artística, entonces no te asegures un buen futuro en la música. Tu deberías estar manejando tus propios aspectos en un ratio de al menos 70/30... Vos en un 70%, tu mánager en un 30%

Concluí con mi clienta recomendándole que no se atuviera a terceras personas supuestas profesionales, que se sacudiera la flojera de su cuerpo y comenzara a realizar tareas pequeñas pero fundamentales para su carrera musical.


  • ¿Ya hiciste tu página de internet?
  • ¿Ya estás haciendo tu lista de correo?
  • ¿Ya estás haciendo contactos con promotores de tu estado, provincia o país?
  • ¿Ya estás vendiendo tu música en tiendas digitales?
  • ¿Ya tienes algo de música qué regalarles a tus fans?
  • ¿Hace cuanto que no tocas?, ¿Ya mas de un mes?, ¿Que tal una presentación acústica gratis, tan solo para no estar inactivo? 
  • ¿Ya tienes tus perfiles de Facebook y Twitter?
  • ¿Ya te estás promocionando a ti mismo a ti misma en medios, radio, etc.?
  • ¿Ya estás consiguiendo tocadas y presentaciones pagadas?, ¿No?, ¿Por qué no?, ¿Por que estás esperando a un agente de booking que haga ese trabajo?, ¿Por qué no mejor pones a algún amigo tuyo al teléfono y lo pones a cerrarte acuerdos y le pagas el 20% de lo que se genere?

Todo ésto se lo dije a mi clienta; son cosas tan sencillas... Pero tan fundamentales... Y la verdad, no veo a muchos artistas haciendo estas pequeñas tareas por que en realidad, muchos están esperando a que venga un mánager/representante y hagan todo esto por ellos.

No confundas:

Una cosa es un representante artístico o mánager de artistas profesional, serio con su profesión y que sabe venderte y poner orden en tu carrera artística. Y que a parte va a cobrar por ello.

Otra cosa muuuuuuy diferente es un vende humo que presume de tener contactos y que sólamente se dedica a buscar dónde acomodarte.

[Una Pequeña Aclaración]

Por favor, no quiero que tomes a mal lo que acabo de explicar en éste post. 

No quisiera ofender con mis palabras a aquellas personas quienes sin tener conocimientos de lo que es ser un manager hacen un esfuerzo impecable y muy admirable en cuanto a la representación de sus artistas, ya sea por que son amigos, padres, etc. o simplemente alguien muy apasionado con la música de otra persona.

A esas personas, mis respetos y admiración.

Al final del día, a veces la pasión compensa la experiencia.

En éste post, yo hablo precisamente de aquellas personas que prometen mucho y presumen de tener muchos contactos, pero ciertamente sus motivaciones tienen qué ver con cualquier otra cosa que con la carrera del artista.

No aceptes una relación así, a menos de que para tí la música sea sólo un hobbie.

¿Qué Puedo Recomendarte Entonces? 

Te recomiendo que desarrolles tu carrera artística por tí mismo hasta el punto en el que ya tengas suficiente camino avanzado, que una productora desee trabajar contigo.

¿Por qué hasta ese punto? por que para un representante profesional, el que hayas llegado a ese punto significa que eres un artista excelente que es conocedor de la industria musical y que tiene potencial para un crecimiento mayor y para llegar a ser una super estrella.